12 Maneras de Construir una Relación Saludable con los Alimentos

Porque sólo las estrellas de la tele de la realidad tienen relaciones tóxicas

Todos luchamos con la imagen corporal y para la mayoría de nosotros, hay algo en nuestro cuerpo que nos gustaría cambiar. No siempre es fácil para nosotros aceptarnos a nosotros mismos y tener confianza en quiénes somos y cómo nos vemos. Así que como mujeres, probamos todas las dietas de moda para estar cómodas en nuestra propia piel, ¡ya que las fajas son incómodas!

Pero afrontémoslo, esas dietas de moda son las que te mantienen en esas fajas. Así que dejemos de usar esas fajas para siempre y empecemos a tener una relación saludable con la comida.

1. Coma con cuidado

Indice de contenidos

Nuestros cuerpos tienen algunas señales bastante fuertes que nos permiten saber cuándo comer y cuándo dejar de comer. Pero en algún momento, dejamos de escuchar a nuestros cuerpos.

Así que usa tus sentidos!

Tómese el tiempo para apreciar lo que hay en el plato mirando, probando y oliendo lo que está comiendo. Con el tiempo, su cerebro comenzará a indicar a su cuerpo que está satisfecho y que usted tendrá menos probabilidades de comer en exceso.

2. Cómete todo! Sí, todo!

happy-burger

No es la comida lo que es bueno o malo, es nuestra experiencia con la comida lo que nos deja con estos sentimientos. Si nos tomamos el tiempo para reconocer los alimentos y las situaciones alimenticias que nos parecen agradables, podemos ayudarle a cambiar la forma en que comemos. En lugar de sentir que tienes que comer de cierta manera o que no puedes comer lo que te gusta, elige comer para nutrirte. Cuando se come para alimentarse, se puede comer de todo!

Sí, todo…con moderación!

3. El tiempo lo es todo

Todos tenemos esos momentos en los que queremos comer palitos de mozzarella, pizza e incluso pastel de queso. Sin embargo, si usted decide que está de humor para acaparar la atención, escoja un momento en el que no tenga tanta hambre para no excederse. Este truco te ayudará a disfrutar de las cosas que amas mientras mantienes una relación saludable contigo mismo y con la comida que amas.

4. Coma cuando tenga hambre física

Con demasiada frecuencia no estamos comiendo porque tenemos hambre física y estamos comiendo para calmarnos emocionalmente. Ya sea por el estrés, la ansiedad o la angustia, a menudo tenemos antojos de alimentos ricos en calorías y grasas y nos emborrachamos hasta que nos sentimos mal después. Así que en lugar de enmascarar nuestros sentimientos con comida, necesitamos cambiar las cosas y encontrar otra manera de lidiar con nuestros sentimientos. Aquí hay algunas alternativas saludables a la alimentación emocional:

  • Deje de tener antojos
  • Llamar a un amigo
  • Leer un libro o revista
  • Hágase una manicura/pedicura
  • Ir al gimnasio
  • Tome un baño relajante
  • Escribe en tu diario

5. Deje de comer cuando esté satisfecho

El cerebro tarda unos 20 minutos en darse cuenta de que su cuerpo ya no tiene hambre. Si usted espera hasta que esté lleno para dejar de comer, corre el riesgo de comer en exceso, sentirse lleno y aumentar de peso. Estos son algunos consejos que le ayudarán a dejar de comer cuando esté satisfecho:

  • Si usted normalmente come rápido, siéntese, relájese y disfrute de su comida
  • Haga una pausa a mitad de la comida y compruebe cuánta hambre tiene
  • Recuerde que no tiene que terminar cada mordida
  • Aprenda sobre los tamaños apropiados de las porciones
  • Coma sin distracciones de la televisión o de su teléfono
  • Haga planes para hacer algo después de las comidas

6. No guarde alimentos problemáticos en la casa

Si usted sabe que hay ciertos alimentos en los que tiende a atracarse, puede hacer pequeñas cosas para encontrar el equilibrio adecuado para seguir disfrutando de estos alimentos sin atracones. En primer lugar, deje de mantener esta tentadora comida en la casa. En lugar de eso, si realmente te gusta el helado, sal a tomar un poco de yogur helado y simplemente disfrútalo.

7. No se siente con la bolsa entera

Cuando pides el postre en un restaurante, sabes que una vez que terminas el postre, en vez de estar sentado en casa con una cucharada tras otra directamente de la caja de cartón. Para evitar devorar una caja entera de helado o una bolsa de papas fritas, trate de comprar paquetes de una sola porción de sus cosas favoritas.

8. Conozca la diferencia entre bocadillos y golosinas

Comer bocadillos es una manera increíble de asegurarse de que no se está muriendo de hambre cuando llega la hora de comer las comidas principales como el almuerzo o la cena. Pero cuando se trata de picar, la mayoría de nosotros no siempre sabemos la diferencia entre un bocadillo y una golosina. Las opciones de bocadillos son cruciales cuando se trata de mantenerte lleno y mantenerte saludable. Cuando escoja un bocadillo, vaya a algo como:

  • Tuercas
  • Fruta
  • Queso
  • Paquetes de mantequilla de nueces
  • Pistachos en concha
  • Huevo duro
  • Yogur griego
  • Queso Cottage
  • Barras de proteína

9. Permítase disfrutar de la comida

Muchas veces nos olvidamos de tomarnos el tiempo para comer, y comer toma tiempo. Mirando hacia adelante en su día y reservando algún tiempo de calidad para comer, en lugar de estar buscando algo en medio de su agitada agenda. Dándote permiso para disfrutar de la comida y tu cuerpo te lo agradecerá.

10. Ellos Don’t “Maquillaje” para una Comida

Todos nos encontramos en situaciones en las que no elegimos la mejor comida y terminamos sintiéndonos culpables. Cuando esto sucede, existe la sensación inicial de que necesitamos compensar nuestra mala alimentación matándonos en el gimnasio o restringiéndonos demasiado la próxima vez que comemos. En vez de eso, perdónese a sí mismo y para su próxima comida vuelva a la normalidad.

11. No comer para mover la balanza

En lugar de reestructurar lo que comemos para hacer que el número en la escala cambie, necesitamos comer alimentos que nos hagan sentir bien. Necesitamos alimentos que nos nutran para dar a nuestro cuerpo la energía necesaria para alimentar nuestra actividad diaria. Al alimentar su cuerpo con alimentos nutritivos y saludables, la balanza se moverá en una dirección positiva.

12. No deje que la comida interfiera con su vida diaria

La clave para llevar un estilo de vida saludable es el equilibrio. Si usted es demasiado rígido, restrictivo o estricto con respecto a la alimentación nutritiva, podría estar preparándose para fracasar. Esto es un VIAJE y necesitamos DISFRUTAR el viaje tanto como podamos. Cuanto más pueda DISFRUTAR del viaje, mayores serán las posibilidades de mantener lo que está haciendo actualmente y la sostenibilidad es la clave. Comer alimentos no debe ser la forma en que medimos la participación en una actividad. Usted necesita recordarse que usted no está allí para la comida que usted está allí para pasar un buen rato, socializar, hacer recuerdos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.