Como adelgazar la cara y,… ¡Sonreír!

¿Te has preguntado alguna vez, qué puedes hacer para adelgazar tu cara?

Pues bien, no estás sola: muchas personas que han perdido gran cantidad de kilos, ven su rostro redondeado, y fuera de proporción con respecto de su cuerpo. A continuación, te daremos algunos datos que pueden ayudarte a mejorar este sentimiento. Hay dos aspectos relevantes a la hora de enfrentar este desafío: físicos y de autoestima.

Afinar tus facciones, no difiere mucho de adelgazar todo tu cuerpo. Primero, es importante una alimentación balanceada y una forma de vida que incluya ejercicio de manera regular.

Una nutrición sana se puede lograr con los siguientes pasos:

  • Consume más vegetales y granos, con una proporción moderada de carnes y lácteos. También, es bueno que disminuyas el consumo de grasas y carbohidratos.
  • Evita las bebidas alcohólicas, ya que de deshidratan la piel y producen la retención de líquidos. Por el contrario, bebe 2 o 3 litros de agua por día, que te ayudará a eliminar toxinas.
  • Limita la sal de mesa en tus comidas. Esto también incluye, alimentos que naturalmente puedan tener mucho sodio, como pescados enlatados y salsas concentradas.

El ejercicio, como forma de vida rutinaria, es muy importante para ayudar al organismo a quemar grasas. No es necesario iniciar abruptamente con entrenamientos de alto impacto. Actividades como la caminata o la carrera aeróbica, son sencillas y tienen gran influencia en la aceleración del metabolismo.

Otro aspecto importante para adelgazar tu cara, incluye los ejercicios faciales. Es probable que suenen raros, pero son muy útiles para aumentar la circulación en zonas de tus facciones en las que usualmente no hay mucha actividad. Frente al espejo, se puede:

  •    Mover la boca hacia arriba y hacia abajo.
  •    Hacer movimientos de masticación (moderadamente para proteger tu mandíbula)
  •    Jugar con las cejas
  •    Inclinar la cabeza hacia delante y atrás para estirar la zona de la barbilla

Si esto te resulta muy incómodo, puedes realizarlo, cuando te aplicas cremas y tratamientos para la piel, acompañándolos de masajes circulares en el rostro, siempre orientados hacia arriba de tu cara.

Finalmente, la autoestima, o sana valoración por nosotros mismos, es un aspecto que no debemos descuidar. Si has tenido sobrepeso, y has realizado un gran esfuerzo por recuperar tu figura ideal, es probable que en el ínterin, hayas descuidado tu exterior y hayas reforzado una idea distorsionada de tus rasgos. Si bien, no hay un camino sencillo para remontar esta situación, hay pequeños detalles que ayudarán a que mejores la imagen de ti misma cada día:

  • Arregla tu pelo a la moda: que luzca bonito y moderno. Un buen estilista, te recomendará con toda seguridad un corte de pelo que beneficie la forma natural de tu perfil y te haga sentir más atractiva.
  • Cuida tu piel. Usa cremas para limpiar tu cutis e hidratarlo. El tocar tus facciones y sentirlas suaves, te proporcionará una sensación de bienestar personal.
  • Maquíllate todos los días, aunque sea un poco. Es importante resaltar nuestra fisonomía de forma natural, y que el espejo nos devuelva una imagen agradable, a pesar de nuestras inseguridades.

La próxima vez que mires tu reflejo, y te preguntes qué es lo que debes hacer para adelgazar tu cara, recuerda que: la alimentación balanceada, la ejercitación de tu cuerpo y de tu rostro, y la sana valoración de tu aspecto, son pequeñas constantes que te a ayudarán tonificar tus facciones.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.